VIVIENDO CON NUESTRAS COSAS EN MALETAS

Publicado 6 de Abril 2017 por Paul y Andrea Wilson
<? the_title() ?>

8 de marzo, 2017

Maletas aquí, bolsas allí, cajas metidas aquí y allá. Esa ha sido nuestra vida desde que salimos de Papúa Nueva Guinea el 9 de diciembre. Ha sido un torbellino de tres meses. Gracias por orar; queremos compartir con ustedes cómo ha respondido Dios sus oraciones:

Pasamos de 29.4o centígrados al salir, a –18.8o C en Kansas, donde los padres de Paul nos recogieron con abrigos en la mano. Pasamos de cuatro semanas muy relajantes con los padres de Paul (para incluir nuestro primer parásito estomacal de la familia, el cual compartimos con el abuelo y la abuela) durante las fiestas de fin de año con solo una cita médica para Paul, a un apresurado y largo viaje hasta la costa oriental del Estado de Virginia para ayudar a la madre enferma de Andrea. Ayudamos en su traslado desde el hospital hasta Waldorf, Estado Maryland (área metropolitana de Washington, DC), para que tuviera tres semanas de hospitalización. Desde instalarnos en el piso de arriba en Newburg, Maryland con la madre y la hermana de Andrea hasta trasladarnos abajo, en el apartamento recién terminado del sótano (eso aún está por ocurrir, si el Señor lo permite, será en las próximas semanas).

Desde no tener ninguna idea de cómo planear este año sabático hasta tener un bosquejo de un largo viaje por carretera planeado para julio—agosto y finales de septiembre—octubre de 2017.
Una vez más, gracias por sus oraciones. Diana, la madre de Andrea, está mucho mejor y ha vuelto a su vida normal, viajando desde Newburg, Maryland, hasta la costa este, Virginia, donde cuida a su madre en los cuidados geriátricos.

Paul ha podido consultar a su médico alergista y ha comenzado sus muy necesarias inyecciones cada dos semanas. Andrea acaba de tener una cita con el oftalmólogo a medida que nos abrimos camino en la larga lista de cosas que debemos hacer mientras estamos tomando el año sabático.
Hemos sido recibidos y amados por nuestra iglesia local South Potomac Church; también tuvimos nuestra primera charla con un pastor de una nueva iglesia para nosotros en cuanto a la posibilidad de presentar nuestro trabajo y nuestro ministerio; gracias Patty (amiga de Andrea) por haber mediado en esto.
Mezclado en todo esto hubo muchos parques infantiles, parques, educación en casa y visitas a la biblioteca para los niños. Gracias, Señor, por el invierno suave y los hermosos días soleados.

 

¡LOS ISKIS ESTÁN OYENDO!

El pueblo iski de Papúa Nueva Guinea actualmente está oyendo las buenas nuevas de la Palabra de Dios desde la Creación hasta Cristo.

Durante la enseñanza, la mayoría de las personas se sienta en lonas; algunos se sientan en una tabla que atraviesan sobre un tambor de combustible vacío. Por primera vez la gente iski está escuchando la Palabra de Dios en su idioma. Uno de ellos dijo (traducido al español): “Solíamos ver solamente las hojas, ¡ahora estamos llegando a la raíz!” –es decir, ellos solían escuchar algunas historias acerca de Dios, pero no sabían de dónde venían, cómo encajaban entre sí o dónde se originaron.

En esta cultura las personas piensan que las enfermedades son el resultado de sus “pecados” (el quebrantamiento de un tabú). Ellos se sorprendieron al escuchar que el mundo que Dios creó era perfecto, no como el mundo que ven hoy en día; no había muerte, no había enfermedades, no había sufrimientos. Lo siguiente que escucharon fue que la muerte y la enfermedad son las consecuencias de la caída. Esto es completamente nuevo para ellos y oramos para que cambie su forma de ver el mundo.

Ahora se están dando cuenta de que sus manos están atadas. A la gente iski le encanta seguir reglas… cómo ser mejores… cómo ser buenos.  Por supuesto que fallan rápidamente (al igual que todos nosotros), y luego hacen lo que piensan que equilibra la balanza. Pero los misioneros están enseñando por la Palabra de Dios que no hay nada que puedan hacer, por sí mismos, para agradar a Dios; ¡esto es revelador para ellos!

¡Algunos ya están captando el sentido! Un hombre iski comentó (traducido al español): “Habíamos escuchado antes que Jesús murió para salvarnos, pero no sabíamos por qué había muerto y por qué necesitábamos ser salvados. Ahora sabemos que es porque estamos separados de Dios debido a nuestro pecado y que ¡la única manera en que podemos ser salvos es a través del Salvador! Ahora cuando recordamos las historias que hemos escuchado acerca de Jesús, ¡empezamos a pensar en Él de manera diferente!”

 

ALABANZAS Y PETICIONES DE ORACIÓN

  • Alabanza: ¡El apartamento del sótano está casi terminado! Nos mudaremos pronto.
  • Alabanza: Las inyecciones de Paul, caras pero muy eficaces para la alergia, están siendo provistas a través de la ayuda financiera del fabricante por $5 dólares cada dos semanas.
  • Alabanza: La madre de Andrea, Diana, se ha sanado y está mucho mejor.
  • Oración:Por las muchas reuniones que tenemos programadas y el próximo viaje por carretera para ver a quienes apoyan nuestro ministerio.
  • Oración:Por la gente iski, para que entienda a medida que escucha la verdad de Dios.
  • Oración:Sabiduría & discernimiento para criar a nuestros hijos durante este año sabático.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

New Tribes Mission - Espanol

New Tribes Mission – Espanol