Últimas noticias de Susie Locklin

Publicado 28 de noviembre 2016 por Susie Locklin
<? the_title() ?>

INFORMACIÓN DE ÚLTIMA HORA SOBRE RACHIDA

28 de octubre, 2016

Tengo noticias desde dos frentes sobre Rachida, la niña con retinoblastoma, ¡cáncer de ojo!

En primer lugar, ella aún está en Malí con su abuela. Hoy llamé a su abuela, y dijo que le están haciendo quimioterapias otra vez, luego, después de eso, ellos tienen un láser que usarán para quitar el resto del cáncer, con el fin de que pueda volver a ver. ¡Me parece una buena noticia! El único problema es que no sé si es realmente cierto o si funcionará. ¡Puedes orar para que realmente funcione y para que esta pequeña reciba su vista de nuevo!

Desde el frente de Estados Unidos, ¡muchas gracias por orar por la médica misionera! Ella pudo ver a un especialista en retinoblastoma y aprendió de él. Ella no ha podido decirme aún todo lo que él dijo, pero pide sabiduría mientras digiere lo que escuchó y continúa investigando más. Así que, por favor, ora por sabiduría, ¡y también da gracias a Dios por su disposición a estar tan involucrada!

Te mantendré informado. Gracias por estar en este viaje con nosotros.

 

ÚLTIMAS NOTICIAS SOBRE RACHIDA

11 de noviembre, 2016

En esta semana pude enterarme de las últimas noticias sobre Rachida. Pero antes de compartirlas contigo, ¡quiero darte las GRACIAS por orar! Ha sido muy alentador recibir tantos mensajes de personas que conozco y que no conozco, diciendo que están orando por la pequeña Rachida y su familia; espero ver respuestas continuas a la oración.

En la publicación anterior informé que había avances en dos frentes –el tratamiento que se está llevando a cabo en Mali y las tomografías computarizadas del cerebro que se estaban llevando a Estados Unidos para que un médico les diera un vistazo.

Sobre el frente en Estados Unidos: las tomografías fueron vistas por un médico muy amable en Cincinnati, quien se sentó y habló largamente con el médico misionero; ¡puedes dar gracias a Dios por él! Sin embargo, dijo que solo con base en las tomografías no podía decir que se podría hacer, y que realmente necesitaba otros dos exámenes (una resonancia magnética [MRI por sus siglas en inglés] y una retino-fotografía) para poder decir si habría o no habría una buena opción de tratamiento disponible en Estados Unidos. Pero al hablar con la abuela de Rachida, ella decidió que no continuaría con esos exámenes por el momento, debido a que son costosos y que aunque haya un tratamiento disponible en Estados Unidos no habría forma de pagarlo, y también porque está entusiasmada con lo que está ocurriendo en el frente en Mali…

Sobre el frente en Mali, entraron a ver al médico en su clínica (una clínica es más agradable y brinda mejor atención que un hospital) y él ha estado cuidando a Rachida. Dijo que cree que dentro de seis meses ella recuperará al menos una parte de su visión y podrá conservar sus ojos, después de someterse a más quimioterapias y después de un tratamiento con láser; ¡son buenas noticias!

Ahora, yo sé que aquí, a menudo los médicos (y otras personas) te dicen lo que quieres oír y no necesariamente lo que es cierto. La atención médica aquí no es tan exacta como en Estados Unidos, y la pérdida de pacientes es más común y más aceptada como parte de la vida. Pero sé que hay cientos, si no miles, de personas que están orando –ustedes allí, la gente aquí, y gente alrededor del mundo, y creo que aunque los médicos no puedan hacer nada, nuestro Dios puede. Estoy creyendo que Él va a obrar un milagro en la vida de esta pequeña niña y que de alguna manera le devolverá la vista y la sanará completamente de su cáncer. ¿Creerás en Él en cuanto a eso y orarás conmigo al respecto? Y sigue orando por los médicos y por la familia –que todos ellos vean las huellas de nuestro gran Dios en todo esto. ¡Que a través de esto haya más que sanación física!

 

LA COSECHA

21 de noviembre, 2016

{CAPTION}

{CAPTION}

Agarrar el cogollo con el grano; cortarlo. Agarrar; cortar. Agarrar; cortar. Abrirse paso a través del campo. Agarrar; cortar. Agarrar; cortar. Eso es lo que estuvimos haciendo el miércoles. La semana pasada fue la primera vez que ayudé a cosechar mijo, el grano que estamos recogiendo en la foto de arriba. En realidad ¡fue más fácil y menos agotador de lo que esperaba! Los hombres pasan por el campo primero, doblando con sus pies los tallos para que los granos de mijo sean más fáciles de alcanzar, en lugar de que estén más altos que la cabeza. Luego, el trabajo principal de una mujer consiste en ir y cortar los cogollos con el grano. Cuando tienen un manojo, se lo entregan a un niño que está cerca, el cual lo lleva a la pila de los otros manojos que ya han sido recogidos. Y así continúa la labor, con las mujeres recorriendo el campo juntas, recogiendo la cosecha de este año.

Cosechar mijo fue una de las nuevas aventuras que mi compañera de equipo, Jen, y yo tuvimos cuando pasamos nuestra primera noche en Mi Aldea. Si hubiéramos cambiado nuestros atuendos, podríamos habernos parecido mucho a aquellos que celebraron el primer Día de Acción de Gracias –recogiendo juntos una cosecha, agradecidos por la provisión para el siguiente año.

¿Recuerdas que en una publicación anterior dije que la gente había escogido casas para que viviéramos temporalmente en ellas? Bueno, habíamos imaginado que cada una de nosotras tendría su propia casa, pero esa suposición resultó ser falsa. En vez de eso, cada una de nosotras compartirá una casa con una mujer y sus hijos. (En la tierra de los vigués los esposos y las esposas a menudo tienen casas diferentes en el mismo patio). Por consiguiente, en mi casa (mira la foto) hay una figura materna, una figura de abuela, dos muchachas adolescentes, una niña pequeña, tal vez un niño pequeño, y yo, todos durmiendo bajo el mismo techo. La madre y la abuela y el niño pequeño (si duerme allí) se quedan en la alcoba, y las otras cuatro de nosotros nos quedamos en la sala de estar. No es exactamente lo que teníamos en mente, pero era lo que Dios tenía en mente, por lo tanto, sabemos que es lo mejor. Y también es por eso que solo estamos pasando una o dos noches seguidas allí por ahora, y luego vamos a pensar en tener nuestras propias casas construidas en algún momento del futuro cercano. (Y sí, hay una ducha en la casa, pero no hay retrete en ella; este último está afuera, en el patio. Y si necesitas agua tienes que conseguirla en la bomba/pozo de la aldea). Pero aun una noche o dos a la vez son suficientes para empezar a fomentar amistades, aprender cultura y aprender idioma; estamos dando esos primeros pasos de un bebé.

¡Gracias por seguir siendo una parte importante de esta aventura en la que Dios me tiene para alcanzar a los vigués con el Evangelio! No pudiera estar aquí sin tus oraciones, apoyo, ánimo, etc. Estoy muy agradecida por ti, y por la continua guía de Dios para dar un paso de bebé a la vez.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

New Tribes Mission - Espanol

New Tribes Mission – Espanol