‘Soy un hombre de pecado’

Publicado 11 de Julio 2012 por NTM

El misionero Jeremiah Markley está alabando a Dios por Su fiel trabajo en las vidas de los indígenas.

“El Señor está haciendo cosas maravillosas en esta parte del mundo”, comparte Jeremiah Markley. “¡Regocíjense con nosotros en el Dios que cambia vidas!”.

Jeremiah dice que la enseñanza bíblica cronológica de Fundamentos Firmes fue completada recientemente en una aldea indígena distante. Algunos de sus amigos misioneros compartieron las transformaciones resultantes reflejadas en estas citas de algunos de los indígenas:

Simon: “Estoy muy feliz. He escuchado el Hablar de Dios y lo creo”.

Jerry: “Soy un hombre de pecado. Pero todos los pecados que he hecho en el pasado, y todos los que haré en el futuro, Jesús los pagó con Su muerte. Él nos mostró el camino al cielo. Él murió por mis pecados”.

Michael: “Yo voy a ir a Jesús. Estoy confiando sólo en Él”.

Maikalus: “Yo seguí otro camino religioso durante años, pero ahora tengo el Evangelio. Jesús murió en la cruz por mis pecados y Su sangre cayó en la tierra”.

Hace apenas quince semanas, comparte Jeremiah, estas personas estaban sumidas en creencias animistas. Estaban “en completa oscuridad y no tenían idea de quién es Dios. Alábenlo a Él con nosotros por llevar Su mensaje a estas preciosas personas y por derramar Su gracia”.

Jeremiah también comparte una perspectiva sobre la iglesia dinangat donde ellos ministran. “Durante los meses pasados, hemos visto un deseo creciente en los maestros bíblicos aprendices de esta etnia de asumir más responsabilidad y liderazgo en la iglesia”. Cuando estos creyentes se reúnen con los misioneros y discuten diversos asuntos, acuden a la Palabra de Dios por sí mismos para buscar respuestas a preguntas y dificultades.

Uno de los gozos más grandes, comenta Jeremiah, es ver a los creyentes dinangats obedeciendo al Señor mediante el paso del bautismo; hace varios domingos, quince creyentes fueron bautizados. Y en esta semana, Jeremiah y sus coobreros caminarán hasta una aldea evangelizada para presenciar el bautismo de otras diez personas.

“Todos estamos muy emocionados por esto, excepto, quizá, por la parte sobre la caminata de cuatro horas en cada sentido”, informa Jeremiah.

Oren por Jeremiah y April Markley y su familia mientras viven con y aman a la gente dinangat. Oren por la continua gracia de Dios en el crecimiento de los creyentes, y para que los incrédulos sean impactados y atraídos a Cristo, y que Dios añada muchas almas preciosas a la iglesia dinangat para Su gloria.

Los comentarios están cerrados.

New Tribes Mission - Espanol

New Tribes Mission – Espanol