SON LAS PEQUEÑAS COSAS… “¿PUES QUIÉN HA MENOSPRECIADO EL DÍA DE LAS PEQUEÑECES?” ZACARÍAS 4:10

Publicado 13 de Septiembre 2016 por Darryl y Becky Jordan
<? the_title() ?>

13 de agosto, 2016

TE PRESENTAMOS A LOS CASTELIJN:

¡Hola! Somos Albert y Lynne Castelijn de Australia.

Durante los últimos dieciocho años hemos estado trabajando en la plantación de iglesias, en desarrollo comunitario y en la traducción de la Biblia entre la bella gente banwaón de las Filipinas.

La traducción de la Biblia sigue siendo la mayor prioridad para la gente banwaón. Hay una iglesia fuerte y floreciente –pero solamente el 40% del Nuevo Testamento ha sido completado.

 

LA HISTORIA DE LA DUCHA DEL CUBO

Por Lynne Castelijn

 

SON LAS PEQUEÑAS COSAS… “¿PUES QUIÉN HA MENOSPRECIADO EL DÍA DE LAS PEQUEÑECES?” ZACARÍAS 4:10

 

Albert & Lynne Castelijn in Australia

Albert & Lynne Castelijn en Sydney, Australia, durante un año sabático.

“Hace muchos años, cuando nuestros hijos aún estaban pequeños y Stevie ni siquiera había nacido, la vida en la selva para nuestra familia era muy básica. Por ejemplo, nuestra ducha era un cubo que llenábamos con agua calentada en la marmita. De alguna manera nos las arreglábamos para ducharnos todos los cinco de nosotros con apenas un cubo (no todos al mismo tiempo, ¡claro está!)

 

Stevie Castelijn takes his shower in a bucket.

Stevie Castelijn tomando su ducha en un cubo.

Nuestros días se llenaban con el agotamiento y la euforia del aprendizaje de la lengua, el trabajo médico y el contacto constante con la gente.

Por lo tanto, oh, cómo esperaba nuestros descansos en la ciudad en la casa de huéspedes de la misión cada tres meses, ¡cuando podía estar bajo una ducha relajante a todo vapor durante más de un minuto a la vez!

En las mañanas en que teníamos que volar de regreso a la aldea, me despertaba tan temprano como fuera necesario –a veces incluso a las 4:30 a.m. –solo para saborear esa última ducha lujosa y lavar mi cabello antes de regresar a los baños de pájaro con el balde durante los siguientes tres meses.

Los tiempos han cambiado y la tecnología ha avanzado. Ahora tenemos un pequeño sistema de agua caliente operado con gas en nuestra casa de la aldea.

No puedo decir que extraño los baños con el cubo, pero hasta la fecha nunca doy por sentado que tendremos agua caliente en la cañería –a menudo dando gracias al Señor por una ducha decente. ¡¿Realmente no sé en absoluto por qué teníamos que bañar a nuestros hijos cuando estaban pequeños?! **********************

 

Evocar los antiguos baños con el cubo me hace recordar que a menudo son las cosas pequeñas las que pueden ayudarnos a salir adelante cuando nos sentimos desanimados:

Una sonrisa alentadora. 

Una taza de té caliente.

Un correo electrónico o una nota amistosa en el post.

Aunque una palabra amable o una infusión perfecta no va a resolver los principales problemas de la vida o el ministerio, hemos visto en repetidas ocasiones que puede ser un punto de cambio —una manera de decir “me importas”—, dándonos así la energía y la fortaleza para ser reanimados, para suspirar profundamente y perseverar en la tarea a la que Dios nos ha llamado.

La hospitalidad, la atención y el ánimo están cerca de mi corazón.

Me he beneficiado cuando otros se preocuparon por mí cuando estaba luchando. Por el contrario, me hundí aún más ante la ausencia de esto. Anhelo animar a otros en la senda que Dios ha trazado para ellos.

Es por ello que desde hace algún tiempo he tenido la idea de bendecir a nuestra casa de huéspedes de la misión en la isla de Mindanao, Filipinas, con algunas de esas “pequeñas cosas” que pueden ser un estímulo subconsciente.

El proyecto de mi corazón es comprar varios juegos de sábanas nuevas y de buena calidad y juegos de edredones para enviarlos a las Filipinas con el fin de que sean usados en la casa de huéspedes. Aprovechando las grandes ofertas en línea, o a través de almacenes como Harris Scarfe, que ofrecen excelente calidad a precios reducidos, me gustaría bendecir a los misioneros de Mindanao, como Grant y Marianne, con esta “pequeña cosa” para animarles.

Marianne cooks meals t the NTM Guest Home to take back into her village while they are building their house.

Marianne Bayfield prepara comidas en la casa de huéspedes de NTM para llevarlas a la aldea donde ministran mientras están construyendo su casa allí.

 

¡GRACIAS por colaborarnos continuamente en una infinidad de aspectos, mientras vemos el Evangelio yendo hasta los fines de la tierra, creyentes recibiendo el discipulado e iglesias siendo levantadas para la gloria de Dios! **********************

 

“Si logro poner un toque de atardecer rosa en la vida de cualquier hombre o mujer, siento que he trabajado con Dios”. G.K. Chesterton

 

After a brief stay at the NTM Guest Home in Mindanao, they leave us to go into the bush by Brian Pruett, the helicopter pilot.

Después de una breve estadía en la casa de huéspedes de NTM en Mindanao, los Castelijn nos dejaron para irse a la selva con Brian Pruett, el piloto del helicóptero; ¡esperamos su próxima visita en agosto!

 

Nota para nuestros lectores: ¡No hay necesidad de contribuir ya que todos los amigos de Lynne en Australia dieron generosamente! ¡Todo ha sido provisto! La ropa de cama está en camino desde Australia. ¡Solo queríamos compartir esta carta alentadora contigo! 

Y queremos enviar ¡nuestro más profundo agradecimiento a Lynne  y a todos los australianos que contribuyeron con su proyecto de ropa blanca! Gracias por bendecirnos a nosotros y a la casa de huéspedes de NTM con las grandes cosas de nueva ropa de cama y toallas. ¡Y la gran cosa de escribir una carta tan maravillosa sobre la Hospitalidad y las pequeñas cosas que hacemos todos los días! Tú alentaste nuestros corazones pues ¡solo tuvimos que comprar dos nuevos calentadores de agua eléctricos para las duchas de la casa de huéspedes cuando llegó tu carta!

¡Tu familia será la primera familia que use el nuevo calentador de la ducha de la Habitación 4 cuando vengas la próxima semana!

Darryl & Becky Jordan

Administradores de la casa de huéspedes de NTM en Mindanao

 

NTM GH Mindanao Room 4 New Electric Shower Heater

Nuevo calentador eléctrico de la ducha, Habitación 4, casa de huéspedes de NTM en Mindanao

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

New Tribes Mission - Espanol

New Tribes Mission – Espanol