Noticias del blog de los Patton

Publicado 22 de febrero 2015 por NTM

Desde el escritorio de Ruth…

21 de abril

“Algunos desean vivir a la distancia del sonido de la campana de la capilla; yo quiero conducir una misión de rescate que llegue a una yarda del infierno”. – C.T. Studd

Siempre he apreciado esta cita y a menudo la he compartido como algo que me sirve de inspiración.  Cómo desearía que fuera cierto en mi vida –en verdad, no sólo en teoría.

Lamentablemente, la verdad es que yo preferiría vivir a la distancia del sonido de la campana de la capilla; ésa es la verdad.  Ese sitio es agradable –hay una influencia en el ambiente y en la gente de esas zonas, incluso si los que viven allí no lo atribuyen a la presencia del pueblo de Dios y a Su Espíritu; es una influencia tangible, nada menos.

A pesar de todo, aquí estoy, una chica del campo, criada en el entorno protegido de un pueblo del estilo de los años 60’s, viviendo ahora en la cálida y húmeda Manaos, en el centro de la ciudad. Una ciudad que surgió en medio de una vasta extensión de selva en la orilla de un río muy conocido donde una vez sólo existieron el animismo y el ocultismo entre las comunidades tribales. Es una ciudad geográficamente aislada. Durante todos los años que ha existido, sigue siendo muy violenta en los bordes. Realmente he sentido a veces como si estuviera viviendo a una yarda del infierno. Parece que el Señor quiere que aprenda una vida donde la teoría se convierte en una realidad bendita. Él ha unido mi vida con las vidas de algunos portadores de luz en una tierra que en verdad es muy oscura. Un turista puede percibirlo en forma limitada e interpretarlo como ficción pero inofensiva; un toque de cultura tribal que debe ser preservado. A menos que uno entre verdaderamente en la vida local aquí, es imposible comprender la extensión del mal tejido y anudado fuertemente en semejante paisaje.

Yo sé que el Señor orquestó mi estancia aquí. Oro para que la presencia del Espíritu Santo en mi vida pueda ejercer cierta influencia para Su reino. A veces, sin embargo, tengo que confesar que me enfoco en el tamaño de mi parpadeante llama y me olvido de ver el radiante y penetrante poder de Jesucristo, quien es la Luz del mundo.

Es un asunto peligroso permitirme a mí misma concentrarme en mis limitaciones (factores de tiempo de mi edad, comenzar de nuevo a aprender un nuevo idioma y una nueva cultura, el calor y el desgaste de energía, preguntarme si va a valer la pena que me prive de estar con mis hijos y mis nietos, las alegrías de las festividades en mi país y una miríada de otras comodidades, etc.).  Cuando me dejo entrar en ese estado de ánimo, veo fácilmente que no soy contrincante de las formidables influencias negativas de un sistema torcido que hace del estilo de vida homosexual algo “chévere” (la líder de este país es lesbiana, y el líder anterior, quien aún es reverenciado, es espiritista); el fuerte control que tienen el alcohol y las drogas sobre muchas personas de mi entorno aquí en la “campana”; la prostitución abierta, maltrato infantil y de mujeres en todas sus formas, la mentalidad amoral promovida y reflejada en el Carnaval, el aumento en el número de parejas que no se casan, el materialismo y la popularidad del “evangelio de la prosperidad” entre aquellos que se llaman a sí mismos “evangélicos”.

Pero Dios…

No se trata de mi frágil ser contra los poderes de las tinieblas que me rodean. Ésta es Su obra, éstas son Sus batallas hoy… el resultado final ya ha sido determinado. Ojalá siempre discierna suficientemente para atraparme a mí misma en esos días (o momentos) en que me enfoco en mis limitaciones enfrentadas contra los poderes de las tinieblas y no en nuestro grande y temible Dios de quien se dice que nada es imposible para Él.

“Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Jehová en la tierra de los vivientes”.

Al compartir acerca de lo que hay donde yo estoy, puede dar la apariencia de que aquí no hay nada bueno. ¡Por el contrario! Dios está haciendo una obra en Brasil; muchos cristianos aquí están desgastados por la batalla, pero hay iglesias que están evangelizando a los perdidos e impartiendo el discipulado a los de la iglesia, hay una nueva conciencia e interés de alumbrar en los grupos étnicos no alcanzados dentro de esta vasta tierra. La Misión Nuevas Tribus de Brasil Occidental está haciendo más en el área del trabajo de consultoría últimamente, aunque ¡el avión sería de gran ayuda para esto! Hay iglesias evangélicas que están creciendo en discernimiento y se están separando del evangelio de la prosperidad y de iglesias que son sólo “show”. El pueblo brasileño es cálido, amigable, paciente con los expatriados, divertido, generoso, y abierto.

Aunque vivir aquí me hace anhelar el cielo… o al menos mi pueblo… algo dentro de mí me ha dado esperanza, propósito, renovadas fuerzas cuando las mías están agotadas, y aun gozo en medio de las realidades desagradables. Poseo esto cuando mi atención se centra en Jesucristo; no en la obra, no en mis limitaciones y flaquezas o lo que pueda estar perdiendo en mi país. Ceder a la tentación de reproducir mis comodidades o mi cultura aquí, creando mi propia sub-cultura, no es la respuesta, y realmente es perjudicial para lo que el Señor quiere llevar a cabo en y a través de mí.

Practicando la presencia de Cristo,

Ruth

Andando por fe, corriendo con paciencia

1 de noviembre

Andando por fe

A Ruth y a mí nos gusta salir a caminar juntos. Por lo general esos paseos son bien iluminados y sabemos exactamente hacia dónde vamos. Incluso sabemos cuán largas serán nuestras caminatas, en cuanto a tiempo. Sin embargo, estamos descubriendo que la caminata que nos propusimos aquí en Brasil es muy diferente a cualquiera de aquéllas.

Antes de iniciar esta caminata, no conocíamos el “terreno”. No sabíamos cuántos “kilómetros” tendría este viaje; ni siquiera sabíamos “exactamente” dónde terminaría. Lo único que sabíamos era que el Señor nos había pedido comenzarlo –poner un pie delante del otro y caminar en dirección a la creación de un ministerio de vuelos para suplir las necesidades de nuestros misioneros brasileños que están llevando el Evangelio a grupos étnicos apartados.

A veces, pero no siempre, hemos podido ver postes señalizadores junto al camino: “Visas temporales de 1 año”; “Iglesia de la familia de Manaos”; “Provisiones y vivienda”; “Adquisición del idioma y la cultura nacional”; “Ayudar a un compañero de trabajo a terminar un proyecto de construcción”; “Sustituir al administrador de empresas hasta que llegue un reemplazo”; “Trasladarse nuevamente”; “Solicitar visas permanentes”; “Comenzar a capacitar al nuevo administrador de empresas”; “Viajar a investigar zonas para establecer un ministerio de vuelos”; “Fomentar amistades y tener reuniones con Alas de Socorro”; “Más investigación sobre zonas de mayor necesidad y análisis de costos”; “Graduarse del programa formal de idioma y cultura”; “Recibir visas permanentes”; “Volver a mudarse”; “Programar múltiples pruebas de vuelo físico”; “Aprobar vuelo físico”; y “Estudiar para el examen escrito sobre el reglamento aéreo de Brasil (en portugués) para la licencia de piloto”. Ya estamos llegando a otro poste señalizador y, si Dios quiere, lo aprobaremos esta semana: “Tomar el examen escrito”.

Corriendo con paciencia

Correr y paciencia son conceptos que no parecen ir de la mano. Para nosotros, correr insinúa impaciencia. No obstante, en Hebreos 12:1 somos animados a “correr con paciencia”. ¡Sólo piensa en qué difícil es hacer esto! Cuando nos falta resistencia porque el camino es largo, el calor es sofocante, y no tenemos ningún control sobre el tiempo de las cosas o incluso cómo se verá la línea de meta, la tentación es dejar de avanzar. Sin embargo, el tipo de paciencia que Dios da no carece de visión. Ésta nos ayuda a continuar dependiendo de Él para la fuerza de seguir poniendo un pie delante del otro –al mismo tiempo que esperamos pacientemente el fruto de nuestra fe. El tiempo está enteramente en las manos de Dios. Por fe, hacemos planes, y por fe nos sometemos al efecto del tiempo de Dios y la dirección final de nuestros pasos. No tenemos idea de cuánto durará el proceso; lo único de lo que podemos estar seguros es que Dios es fiel para llevar a cabo lo que tiene en mente.

El camino en el que hemos estado, requirió que yo hiciera a un lado mi tiempo de vuelo personal durante más de dos años. Entonces, ¿hacia dónde estoy corriendo pacientemente ahora? Después de aprobar el examen escrito de vuelo, el siguiente paso será encontrar un instructor de vuelo que pueda volar conmigo a fin de que yo pueda recuperar vigencia como piloto al mando, antes de tomar el examen práctico de vuelo en un avión. Seguramente para el lector es difícil imaginar, pero hallar un instructor de vuelo en esta región de Brasil, con quien pueda programar tiempo de vuelo para ganar vigencia, puede ser difícil. Por favor, ora por la provisión de un instructor de vuelo que pueda brindarme el tiempo que necesito. Después de adquirir vigencia, me programaré para tomar la parte aérea del examen para mi licencia brasileña de piloto. ¡Gracias por orar por este próximo segmento aéreo del examen también!

Recientemente nos enteramos que nuestros amigos que han estado viviendo en nuestra casa mientras servimos en Brasil, necesitan mudarse. Hemos apreciado el sentimiento que hemos tenido de “sin ninguna preocupación en el mundo” con respecto a las cosas que dejamos atrás, sabiendo que todo estaba en tan buenas manos. Dios nos está recordando, en una manera muy práctica, que realmente está en Sus manos. La fe en Su carácter nos mantendrá en una relación correcta con Él, y le dará a Dios la oportunidad de usar esta situación para Su gloria y para nuestro bien. Dejamos nuestra casa amueblada con cosas guardadas en el garaje, lo cual complica las cosas. Mentiríamos si dijéramos que no tenemos lazos emocionales con ese lugar, aun a sabiendas de que pertenece al Señor. Por favor, ora para que el Señor provea para el cuidado de nuestra casa mientras estamos trabajando aquí en Brasil. Ora para que podamos seguir teniendo la actitud de “sin ninguna preocupación en el mundo” mientras confiamos en nuestro Salvador con este giro de los acontecimientos. Ora para que no dejemos que la ansiedad nos impida seguir andando por fe y con Su paz.

Terminamos nuestra carta con una “barriguita feliz”, lucida por nuestra hermosa y amada nuera, ¡Andrea! Nuestro hijo mayor, Chuck, y su encantadora esposa, ¡están esperando su tercer hijo, nuestro cuarto nieto! Estamos muy emocionados y nos sentimos muy bendecidos como familia. Por favor, ora por un embarazo y un parto saludables de este precioso niño. Ruth aún no ha estado en el nacimiento de ningún nieto y estamos orando en cuanto a la posibilidad de que ella vuele a nuestro país en esta ocasión para experimentar por primera vez esa alegría en persona.

¡Gracias por acordarte de nosotros! Apreciamos las muchas y variadas maneras en que Dios te usa para animarnos mientras servimos como una extensión de tu ministerio en casa hasta los confines de Brasil.

Como el río da vueltas

19 de febrero

amazon-river-aerialUn viaje tortuoso

Si tú vieras el río más grande de Brasil desde un avión, verías que para ir del “Punto A” al “Punto B” habría que navegar a través de muchos giros y vueltas. También puede haber obstáculos en una curva que pueden impedir el progreso.

Poner en marcha un programa de vuelos en Brasil ha sido muy parecido a viajar en este gran río. El viaje ha involucrado muchos giros y vueltas en las circunstancias a través de los años. Hemos afrontado, y seguiremos afrontando, obstáculos a lo largo del camino. El viaje está lejos de terminar y necesitamos tus oraciones.

2015-02-01 07.21.04

A finales de noviembre, Charlie, acompañado por Milton Arantes, voló desde Estados Unidos el Cessna 206 que fue preparado para el ministerio en Brasil. Después de un vuelo de cuatro días, aterrizaron en el norte de Brasil. El avión permaneció allí a la espera de la autorización para transportarlo desde ese punto hasta otro Estado, donde tendría lugar el paso por la aduana y la importación. A finales de enero ¡concedieron el permiso! El avión fue dado de baja como avión de Estados Unidos y recibió su nueva matrícula en el fuselaje y las alas, la cual fue asignada por la aeronáutica civil de Brasil.

¡Alabado sea el Señor! El avión se encuentra ahora en la parte central de Brasil para el proceso de importación, ¡después de haber pasado exitosamente por la aduana!

Por favor ora:

  • La factura de venta del avión fue enviada al consulado brasileño para su legalización, y lo último que escuchamos es que todavía está allí; necesitamos este documento como parte del proceso de importación. Ora con nosotros para que llegue pronto a NTM Aviation, a fin de que puedan enviárnoslo aquí oportunamente.
  • Cada etapa de la importación está a cargo de distintos departamentos. El proceso implica una gran cantidad de papeleo y más inspecciones. Nos dicen que para hacer todo esto puede tardar un mes o algo así.
  • Es nuestro deseo que esta parte del viaje sea completada sin más obstáculos ni demoras. Aun si Dios optara por mantener este viaje al igual que muchos de los ríos serpenteantes de Brasil, queremos darle gloria a través de él. ¡Ora por nosotros!

Los comentarios están cerrados.

New Tribes Mission - Espanol

New Tribes Mission – Espanol