Muerte, ¿dónde está tu aguijón?

Publicado 15 de Junio 2016 por Paul y Andrea Wilson
<? the_title() ?>

18 de mayo, 2016

Cuando llegan los desafíos a menudo es muy fácil sentirnos desanimados y querer darnos por vencidos. Con las alergias de Paul, ¿no sería más fácil vivir en los Estados Unidos? ¿No sería más agradable estar más cerca de la familia/los amigos/los médicos/________? Sí y no. En este momento el Señor nos tiene en PNG y somos muy bendecidos al ser parte de esta obra de ver personas tribales conociendo a Jesús. Recientemente llegó a nuestros oídos una historia acerca de la muerte de un creyente de la etnia biem. Su testimonio animó nuestros corazones y es nuestra oración que haga lo mismo contigo. Juntos, ¡formamos parte del equipo cuyo objetivo es ver que la Palabra de Dios salga!

Jeri era un “camorrista de primer nivel” hasta que conoció a Jesús cuando los misioneros de NTM enseñaron “Desde la Creación hasta Cristo” en su propia lengua, en el año 2012. ¡Jeri aceptó a Cristo como su Salvador y su vida fue transformada! Aproximadamente un año más tarde contrajo una enfermedad que convirtió a este joven vibrante en un hombre que ya no podía caminar.

Recientemente falleció, pero antes de hacerlo tomó un tiempo para compartir un mensaje importante con los creyentes de la etnia biem …un mensaje que es bueno que nosotros también lo oigamos (Nota: culturalmente la gente biem no habla de la muerte …no se hace).

“Muchachos, sé que mi muerte está cerca y esto solía asustarme. Me aterrorizaba la idea de ser puesto en un ataúd… Antes era un hombre muerto. Estaba convertido en pecado y pertenecía a Satanás; estaba separado de Dios. Pero Dios me ha mostrado mucho y ya no le temo a la muerte. Sé que soy salvo… Estoy unido a Dios, pero no por algo que yo haya hecho. Él lo hizo todo… Cuando Jesús estaba colgado y dijo: “Consumado es”, estaba diciendo que la obra de salvación había sido hecha. Sé que Él hizo todo para salvarme y ahora sé que estoy unido a Dios. Ya no le temo a la muerte. Sé que me espera un nuevo cuerpo”.

“Solo hay una cosa que me preocupa, es esta: Me preocupo por mis dos hijos. Son muy pequeños para que yo los eduque en el Hablar de Dios. Hermanos y hermanas, usen su tiempo ahora para educar a sus hijos… ellos solo estarán con ustedes por un corto tiempo. Eduquen bien a sus hijos en el Hablar de Dios. En cuanto a mis hijos, cuando yo muera no olviden educarlos en el Hablar de Dios. Asegúrense de que ellos sepan que solo Jesús es el camino de vuelta a Dios”.

Hermanos y hermanas en Cristo, un día vamos a conocer a Jeri y le daremos gracias por estas palabras de aliento.

Esperamos en la entrada…. esforzándonos por escuchar el potente motor de turbina PT6 del Kodiak. Entonces alguien vio sus luces a través de las blancas nubes algodonosas. ¡Aquí viene! ¡Bienvenido a PNG!

 

El Kodiak # 3

NTMA PNG welcomes 3rd kodiak

Toda nuestra familia pudo regocijarse y ayudar a recibir al tercero y último Kodiak en nuestra flota. Ahora tenemos tres Kodiaks y un helicóptero (el cual está actualmente en tierra). Alabamos a Dios por Su dirección en la provisión de los fondos y la mano de obra para ver esto cumplido. Muchas más cosas tienen que suceder (registrar el Kodiak # 3, vender nuestro C-90 y un Cessna), pero como recientemente nos fue recordado: “Vamos a masticar este elefante bocado a bocado”.

DSC08206smaller

 

Alabanzas y peticiones de oración

  • Alabanza —la llegada de nuestro tercer Kodiak (¡y están siendo bien utilizados!)
  • Alabanza/Oración —Jeri partió al hogar celestial; le sobreviven su esposa y dos hijos pequeños.
  • Oración —La carga de trabajo en el hangar… todavía MUY ocupados.
  • Oración —Estamos comenzando a hacer planes para nuestro próximo año sabático en Estados Unidos (Enero de 2017).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

New Tribes Mission - Espanol

New Tribes Mission – Espanol