La evangelización entre los mois

Publicado 13 de febrero 2015 por NTM

La evangelización entre los mois, últimas noticias… y cambio de planes

El cielo se regocija… y nosotros también.

“Así os digo que hay gozo delante de los ángeles de Dios por un pecador que se arrepiente” ~ Jesús 

Querida familia y amigos,
Gracias por orar por nosotros y por los mois durante este último esfuerzo de evangelización; tenemos grandes noticias para compartir.

Estamos muy orgullosos de los 17 maestros bíblicos de la etnia moi que han enseñado fielmente dos veces al día durante más de dos meses. A lo largo de la enseñanza, los casi 200 hombres, mujeres y niños constantemente hablaban de la enseñanza del día y se ayudaban unos a otros a entender la verdad y las implicaciones de ella en sus vidas. La mayoría de ellos ya había entendido, pero había unos cuantos que nunca habían oído la enseñanza. Ahora hay más de 20 más que han expresado claros testimonios de fe y confianza en la obra consumada de Cristo en la cruz.

A pesar de muchos desafíos y oportunidades para renunciar a lo largo del camino, todos los 17 maestros bíblicos enseñaron con amor y entusiasmo hasta el final.

En los últimos días, antes que abandonáramos la tierra de  los mois, ellos celebraron con cantos y danzas mientras marchaban arriba y abajo de la pista de aterrizaje.

Karen celebrando con las damas mois mientras los hombres danzan abajo en la pista

Los maestros bíblicos mois terminaron la enseñanza en la ascensión de Cristo al cielo después de Su muerte, sepultura y resurrección. Rich continuó desde allí, enseñando sobre la venida del Espíritu Santo y el nacimiento de la Iglesia, de la cual aquellos que recién habían depositado su fe en Cristo ahora hacían parte de ella. Ellos estaban muy emocionados de ser amados por Dios a tal punto que no solamente  envió a Su Hijo Jesús a morir por ellos, sino que Dios mismo quería morar dentro de ellos en la persona del Espíritu Santo

Rich prosiguió a partir del libro de Hechos, contando acerca del único apóstol que no había muerto como mártir por hablar a otros de Jesús; el apóstol Juan, y su último libro: Apocalipsis. Desde los creyentes más maduros, hasta aquellos cuyos “cordones umbilicales acababan de ser cortados”, los mois literalmente estaban intimidados con el pensamiento de cómo será la segunda venida de Cristo.

Rich concluyendo la historia de Dios mientras repasaba el libro de Hechos y entraba en el estudio de los últimos días, como se describe en el libro de Apocalipsis

Un cambio de planes…

Durante la última semana y media en la tribu, tomamos la decisión de mudarnos a la ciudad, donde Atalee y Alyssa asisten a la escuela, con el fin de ayudarles con todos los grandes cambios que han estado experimentando.

Fue una decisión difícil, pero a través de mucha oración y consejo (incluyendo los de los mois), creemos que no solamente será mejor para nuestras hijas y nuestra familia, sino también para la iglesia moi que está en proceso de maduración, a medida que crecen en su capacidad para pastorear y dirigir más y más por su cuenta.

Antes de marcharnos, los mois se comprometieron a orar por nosotros y nos garantizaron su deseo de seguir enseñándose unos a otros la Palabra de Dios.

Como siempre, el Señor ha ido delante de nosotros y se ha ocupado de nuestra necesidad inmediata de tener un lugar para vivir. Ahora estamos juntos con las hijas una vez más.

Tan pronto llegamos a la ciudad la semana pasada, pudimos mudarnos directamente a un apartamento totalmente amoblado de tres alcobas que está ubicado a pocos pasos de la escuela y el supermercado. Increíble; es muy conveniente para Karen y las niñas ya que Rich sale de viaje a veces por asuntos del liderazgo.

Nuestra nueva vivienda para el próximo año está dentro de la puerta abierta a la izquierda; ¡no dudes en venir en cualquier momento!

¿Qué sigue?

Los últimos meses han sido un torbellino para nosotros, pero vemos a Dios no solamente sosteniéndonos, sino dándonos gozo en medio de todo. No estamos seguros de cómo será este próximo año, pero sentimos la necesidad de quedarnos aquí y esperar Su clara dirección. Así que, por ahora pensamos vivir en la ciudad hasta el final del año escolar 2015 y revaluar en ese entonces nuestra situación. Mientras tanto haremos un viaje a la tierra de los mois en el receso del Día de Acción de Gracias y trabajaremos en la preparación de materiales de enseñanza y lecciones a medida que ellos se comprometan a impartir el discipulado a los nuevos creyentes con el fin de llevarlos hacia la madurez.

Bendecidos por tus oraciones

Tenemos la sensación abrumadora de que Dios ha usado tus oraciones para sostenernos a nosotros y a la iglesia moi durante estos días de mucha aprensión, emoción y cambio. Nos encanta el versículo que describe el anhelo de Dios de suplir nuestras necesidades, ¡aun antes de que nosotros sepamos cuáles son! (Isaías 65:24). Creo que Él hace eso en parte a través del Cuerpo de Cristo, preocupándose y orando unos por otros.

Aunque estamos muy atrasados en la correspondencia, y parece que en todo lo demás, estamos muy agradecidos con aquellos de ustedes que han orado fielmente por nosotros. Nuestras palabras no alcanzan a expresar nuestro aprecio por ustedes y su participación con nosotros en el Evangelio. Gracias, muchas gracias.

Peticiones de oración:

  1. Que los creyentes de la iglesia moi continúen amándose, sirviéndose y enseñándose fielmente unos a otros mientras nosotros y los Crockett estamos ausentes durante los próximos nueve meses.
  2. Que los nuevos creyentes sigan anhelando la verdad y entendiendo más y más su nueva libertad en Cristo.
  3. Que Atalee y Alyssa continúen adaptándose bien a la escuela y creciendo en su amor hacia Dios y las personas que les rodean.
  4. Por Karen y Ashlynn mientras siguen con la educación en casa.

Por Rich mientras está ausente durante dos semanas y media en un viaje del ministerio en el sudeste de Asia; regresa el 21 de octubre.

Por Su gracia,

Rich y Karen Brown
Atalee, Alyssa, y Ashlynn

Los comentarios están cerrados.

New Tribes Mission - Espanol

New Tribes Mission – Espanol