La enseñanza bíblica abre corazones

Publicado 22 de Septiembre 2011 por NTM

La semana pasada, la gente siar de Papúa Nueva Guinea escuchó las lecciones bíblicas de evangelización sobre los milagros de Jesús, los cuales demuestran Su deidad, y la enseñanza del capítulo 3 de Juan.
El misionero Chris Lujan tuvo el privilegio de escuchar a dos hombres siar, Jon y Ogen, hablando acerca de lo que Dios está enseñándoles. En la conversación de media hora, Ogen abrió verdaderamente su corazón, expresando que finalmente ha entendido quién es Dios.
“Jon terció y humildemente declaró: ‘Yau ep yan barsan sa’, lo cual significa: ‘Yo no soy más que un hombre vacío’. Él procedió a explicar que, sin Dios, él no es absolutamente nada, y que Dios tiene que ser el que enseña y el que salva”, informó Chris. “Él concluyó diciendo que no puede hacer nada en sus propias fuerzas, que lo único que puede hacer es creer”.
Chris se sintió desafiado con sus expresiones sinceras. Aunque ellos no comprenden todavía la obra consumada de Cristo, reconocen que son pecadores y que necesitan urgentemente a Dios y a Su Salvador prometido.
Oremos para que Jon y Ogen tengan corazones y mentes abiertas para confiar en el Salvador cuando escuchen próximamente el mensaje del Evangelio. Oremos también para que Chris dependa de Dios y haga una clara y comprensible presentación de la obra de Cristo en la cruz.

Los comentarios están cerrados.

New Tribes Mission - Espanol

New Tribes Mission – Espanol