Informe de los esposos Smyth

Publicado 10 de noviembre 2017 por Randy y Diana Smyth
<? the_title() ?>

Ven, renuncia a todo

8 de mayo, 2017

“¡Hola! ¿Estás listo para renunciar a todo lo que conoces por ir a hablarle de Jesús a alguien que no conoces en un lugar lejano?”

Si pedirles a las personas que sirvan en el extranjero como misioneros de carrera parece directo o irracional, es posible que sea porque aún no hemos reconocido el valor de la oferta. Sabemos distinguir entre una moneda de un centavo y un billete de cien dólares solamente porque alguien nos enseñó la diferencia de valor.

Como creyentes en Cristo, lo que hacemos es ayudar a otras personas a comprender el valor de algo que todos realmente necesitamos. Es posible que no se reconozca el gran valor de lo que se ofrece hasta que Dios lo muestre a través de Su pueblo y de Su Palabra escrita. Incluso entonces la persona tendrá que tomar una decisión en cuanto a si recibe al mensajero lo suficientemente bien como para creer el Mensaje.

Cuando era niño en el campo misionero, viví en una granja de arroz húmedo que además tenía una plantación de coco; ¡había cocos por todas partes! Cerca de la densa selva junto al río, a menudo encontrábamos cocos vacíos en el suelo, cerca de donde frecuentemente pasaban manadas de monos. El agujero de la corteza de un coco era generalmente un poco más grande que el tamaño de la mano de un mono.

Esto llevó a discurrir sobre cómo atrapar a un mono. Alguien escribió en un libro que se podía atrapar un mono al poner un objeto brillante dentro de un coco vacío: El mono agarra el objeto dentro del agujero y no lo suelta ni tampoco puede sacar su puño cerrado del agujero. ¡Podríamos atar un coco vacío a un árbol y atrapar un mono!

Me dijeron que la única forma en que el mono soltaría el objeto sería si viera algo aún más brillante cerca.

¿La gente es así? He visto gente soltar un billete de un dólar (¡o tres billetes!) a cambio de uno de cien dólares; todavía no estoy seguro de por qué un mono mira dentro de la corteza vacía de un coco en el suelo cuando hay cortezas llenas de alimento en la copa de los árboles.

¿Cómo le dirías a alguien que renuncie a todo lo que conoce por alguien a quien no conoce?

¡Pones algo mejor delante de esa persona!

Todo el asunto de considerar el servicio misionero se reduce a decidir si le creemos o no le creemos a Dios. ¿Quiso decir Dios lo que dijo? ¿Realmente puedo confiar en Él lo suficiente como para renunciar a lo que tengo? ¿Puedo confiar en Él para que me faculte para servir? ¿Puedo confiar en Él para que provea? ¿Puedo confiar en Él para que proteja a mi familia? ¿Puedo confiar en Él de que lo que haga con mi vida valdrá más que lo que tenga que abandonar? ¿Puedo confiar en que Él hará algo significativo a través de mis esfuerzos?

Jesús tenía algunas cosas que decir acerca de nuestra vida terrenal:

“Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame”. Lucas 9:23-24 “Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, éste la salvará”.

Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas. Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?” Mateo 6:24-25.

Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas Mateo 6:33.

¿Por qué le dijo Jesús a la gente cosas aparentemente tan difíciles?

¡Es porque Él tiene algo mucho mejor para los que confían en Él!

Él nos pide entrar en una relación en la que descubrimos que Él es suficiente para cada necesidad.

¿Es Jesús suficiente para mí? ¿Realmente le creo?

¿Realmente lo que quiero es algo más?

¿De verdad le creo… sobre quién es Él? …¿sobre lo que prometió? …¿sobre lo que tiene reservado para el futuro?

¿Lo aprecio por encima de todo lo demás? (Mateo 10:16-42).

¡Cuando Jesús nos dice que renunciemos a todo es porque tiene algo mucho mejor para nosotros!

 

Lo que puedes hacer

5 de julio, 2017

¿Es posible alcanzar en nuestra generación a todos los grupos lingüísticos no alcanzados? Creemos que la respuesta es “¡Sí!”

Dios le ha dado increíbles herramientas y recursos a esta generación de cristianos. Podemos cumplir nuestra tarea, si trabajamos juntos, por fe en Su Palabra, específicamente para cumplir la Gran Comisión. Todos los idiomas; hasta los fines de la tierra; todo el mundo.

Juan 20:21.

Ninguno de nosotros puede hacer todo lo que hay que hacer. Sin embargo, cada uno de nosotros puede usar los dones que Dios le ha dado para cumplir Su voluntad.

A veces las personas que están limitadas por sus circunstancias actuales nos preguntan qué pueden hacer para prepararse.

 

Se una persona que envía

Promoción. Conviértete en promotor de un misionero. Ayuda a organizar reuniones; preséntale a tu misionero: a tus amigos, oportunidades potenciales para hablar y posibles socios de ministerio. A menudo las personas e iglesias que se unen a la obra y la apoyan de manera más eficaz y duradera, lo hacen debido a que sus amigos comparten sobre el valor del ministerio y les presentan a la(s) persona(s) que está(n) ministrando.

Apoyo financiero. El trabajo de alcanzar pueblos remotos es demasiado grande y demasiado importante para una persona o una familia que trabaja sola. La financiación da la libertad de servir a otros, contratar ayuda y crear oportunidades.

Apoyo en oración. Es necesario orar de manera personal, específica, colectiva y frecuente. Así comenzaremos a ver la mano de Dios obrando, a medida que nuestras oraciones son respondidas; el uso de un diario es muy conveniente.

Discipulado. Podemos impartir el discipulado a creyentes con la intención de conducirlos a la madurez espiritual y de alcanzar a los grupos lingüísticos no alcanzados al compartir fundamentos bíblicos, inculcar los valores de Dios (especialmente con respecto a las “naciones” o grupos étnicos del mundo), invitar al trabajo en equipo y al preparar obreros para el ministerio. Jesús es nuestro Tesoro; llevar a la gente a Jesús y enseñarles a aprender de Él, a andar con Él y adoptar Sus valores, finalmente les llevará a unirse a Su obra a donde Él les guíe.

 

Mantente informado

  • Lee la Palabra de Dios, la Biblia, en cuanto a Sus propósitos, planes y métodos.
  • Suscríbete a correos electrónicos, blogs, publicaciones y boletines misioneros.
  • Lee biografías misioneras para aprender a depender de Dios.
  • Habla con los misioneros actuales sobre sus vidas y necesidades.
  • Investiga sobre necesidades en el mundo, métodos para satisfacerlas y ámbitos en que se puede ayudar.

 

Educa a otros

  • Pon a disposición de los demás publicaciones misioneras.
  • Pide a tus amigos que oren por necesidades específicas.
  • Acoge misioneros en tu hogar, en pequeños grupos o en la iglesia.
  • Invita a un misionero movilizador para que hable en tu grupo o tu iglesia.

 

Ven preparado

  • Se un estudiante de la Palabra de Dios.
  • Pide ser guiado y aconsejado por un líder de confianza.
  • Sirve a la iglesia bajo supervisión. Guía y aconseja a otros.
  • Aprende a compartir el mensaje del Evangelio y a impartir el discipulados a otros.

 

Capacítate

Nuevos Horizontes – http://www.nuevoshorizontesweb.org/capacitacion

Instituto Misionero Transcultural — http://v2.institutomisionerotranscultural.com/

  • Un enfoque en el conocimiento práctico
  • Los misioneros con experiencia son los maestros.
  • Se practica una vida de interacción.

 

Ve tú mismo

Te invitamos a ir con nosotros a una comunidad indígena en Colombia para obtener una mejor perspectiva de las misiones transculturales.

 

  • Misiones a corto plazo –Ayuda a misioneros en el campo de misión.
  • Carrera –Únete a una entidad misionera como misionero de carrera.

 

Más de eso

23 de octubre, 2017

Compramos huevos; pero queríamos más.

Habíamos consumido todos los que teníamos en la casa. Tuvimos huéspedes en nuestra casa casi todos los días de este mes, y servimos huevos en las comidas de toda la semana. Nos gusta preparar huevos para las comidas en una variedad de formas: revueltos; fritos; en cazuela; arroz frito con huevo; en tortilla. Nos gustan los huevos, los postres y las tortas; queremos más de eso.

Tendemos a invertir lo que tenemos para obtener más de lo que queremos.

Después de nuestro estudio bíblico sobre los primeros versículos del libro de Génesis el lunes pasado por la noche, uno de los adultos jóvenes manifestó confiar en Cristo mientras volvía a casa con otro. Preparar jóvenes adultos para el ministerio y enseñar sobre el amor de Dios para con el mundo están entre nuestras pasiones. Pensamos continuar los estudios bíblicos los lunes por la noche. … y los sábados por la noche; ¡queremos más de eso!

Pagamos $50 dólares para organizar una exhibición en una iglesia el martes y el miércoles, con el fin de participar en una reunión de pastores sobre Ethnos360 y los grupos lingüísticos no alcanzados. Algunos pastores nos hablaron sobre los misioneros que han enviado al campo misionero. Otro nos contó que el apoyo que ha dado su iglesia a una joven familia misionera y la interacción resultante ha conmovido a esta comunidad cristiana. Esperamos organizar exhibiciones en más reuniones de pastores. Quizá más pastores e iglesias envíen misioneros; queremos más de eso.

El mes pasado, viajé en mi carro a casi 900 km de mi casa y permanecí allí seis noches para visitar una universidad cristiana. Cada miembro de nuestro equipo pagó $175 dólares para montar durante tres días una exhibición en esa universidad, para tener el privilegio de hablar con los estudiantes sobre los pueblos que no tienen acceso a las buenas nuevas de Jesús.

Queremos ayudar a los estudiantes a descubrir lo que Dios está haciendo entre grupos lingüísticos que no habían sido alcanzados y que ellos se pueden unir a Él en Su trabajo para alcanzar a más. Les presentamos maneras en que pueden dedicar sus vidas para hablarles a las personas que no han oído hablar de Jesús; particularmente en lugares donde nadie más quiere ir.

Algunos estudiantes se están preparando para servir como misioneros de carrera. Si el Señor lo permite, volveremos; queremos más de eso.

Un estudiante universitario me dijo que lo que le dije a su clase hace cuatro años cambió el curso de su vida. Si mis palabras lo motivaron, entonces tengo más que decir. Si fue su fe en la Palabra de Dios lo que lo movió a la acción, entonces eso es muy, muy bueno. Sus acciones glorificarán a Dios y llevarán a otras personas a crecer en su fe. Esto es muy bueno para él y para otros y su destino eterno; tenemos pensado regresar en noviembre, queremos más de eso.

En el mes pasado, también hice un viaje de cuatro horas, alquilé la habitación de un motel y pagué $40 dólares para montar una exhibición y hablar en una reunión de liderazgo juvenil con estudiantes de secundaria sobre las personas que nunca han oído hablar de Jesús. Tal vez algún día uno de esos estudiantes recuerde nuestras conversaciones, aplique la Palabra de Dios a su vida y su trabajo y comparta las buenas nuevas con un grupo lingüístico entero que no las haya escuchado; queremos más de eso.

Acabo de leer en una carta que algunos misioneros que están aprendiendo el idioma de la etnia amdu de Papúa Nueva Guinea han alcanzado un nivel de fluidez para poder traducir la Palabra de Dios a ese idioma. Estamos interactuando en reuniones de cristianos en iglesias y escuelas en busca de personas que, por fe en la Palabra de Dios, dediquen sus vidas para ir y hacer lo mismo; queremos más de eso.

La semana pasada, un pastor, en una reunión mensual de pastores, me habló de la próxima reunión misionera de su iglesia; me ofreció la oportunidad de participar. Habló conmigo sobre el apoyo que da la iglesia a un misionero de Ethnos360 que está en camino al extranjero. Esperamos visitar más reuniones mensuales para involucrar pastores; queremos más de eso.

Un pastor que el año pasado asistió conmigo al retiro para líderes de iglesias en Wayumi, me contó en esta semana algunos de los resultados. Lo que él aprendió ha estimulado el crecimiento en su ministerio y en su iglesia. Invitamos a cientos de pastores y líderes de iglesias al retiro para líderes de iglesias en Wayumi. Pensamos invitar más; queremos más de eso.

Otro pastor me invitó a hablar en su congregación. Los pastores pueden abrirnos puertas para conocer a personas a las que Dios está preparando para enviar hasta los fines de la tierra. Incorporar nuestras propias experiencias para complementar su trabajo puede estimular la fe en la congregación; seguiremos reuniéndonos con pastores, queremos más de eso.

Hay sitios en el mundo donde no hay iglesias ni se está trabajando para establecer una. Donde se establece la Iglesia, ella hará el trabajo de la Novia de Cristo en esos lugares: evangelizando a los perdidos, alimentando a los hambrientos, vistiendo a los menesterosos, liberando a los cautivos, sanando a los enfermos y preparando discípulos para que enseñen a otros; queremos más de eso.

¿Dónde encontraremos personas en nuestro país que hayan adoptado los valores de Dios y quieran establecer la Iglesia donde Cristo no es conocido? ¿Quién está amorosamente buscando estimular a los creyentes al amor y a las buenas obras entre los grupos lingüísticos no alcanzados? (Heb. 10:24) Esperamos hacer eso; juntos tendremos toda la eternidad para regocijarnos; queremos más de eso.

¿Orarás al Señor de la mies para que envíe obreros? Queremos más de eso.

Jesús, el Cordero, es digno. Llevar personas para que lo adoren juntamente con nosotros por toda la eternidad es un excelente motivo; queremos más de eso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

New Tribes Mission - Espanol

New Tribes Mission – Espanol