El espíritu y la verdad

Publicado 15 de Diciembre 2015 por NTM

IMG_073920 de septiembre

Este es el día en que el corazón de una niña recién nacida dejó de latir varias veces y Susan le dio respiración boca a boca durante horas hasta que todos pensamos que había muerto, pero Dios decidió que no y ella se convirtió en Talita.

En la foto, Susan realmente está haciendo compresiones en el pecho de la niña mientras la madre sostiene su mano sobre la fontanela de la niña.

Los hewanos creen que el espíritu de un bebé puede escaparse fácilmente por su fontanela, causando la muerte. Parece una locura pero en realidad es bastante lógico desde su perspectiva. La tasa de mortalidad infantil ha sido históricamente muy elevada (alrededor del 85%), más que en cualquier otro grupo etario. Entonces, ¿qué es visiblemente diferente en los bebés que los hace tan vulnerables? Este pequeño lugar en la parte superior de sus cabezas (la fontanela) que después de cerrarse parece disminuir significativamente las posibilidades de que el bebé muera.

Si uno no sabe otra cosa, es completamente comprensible.

Éste es un gran ejemplo de por qué adquirir una gran fluidez en las creencias y la cultura de la gente es crucial en el discipulado. ¿Es esto verdaderamente una práctica animista o es apenas como aquel tiempo cuando todos pensábamos que el mundo era plano? El entendimiento debe preceder a la enseñanza.

Seguramente la palabra “espíritu” está implicada, de todos modos los bebés tienen espíritu o alma; es una verdad bíblica. No creemos que una persona pueda evitar que el espíritu de un niño abandone su cuerpo y, por lo tanto, controlar la vida y la muerte. Dios decide la vida y la muerte, y sólo Él dirige el espíritu de la persona una vez que la carne ya no está.

Pero para los hewanos, el espíritu es simplemente una parte del cuerpo, como el brazo, o la cara, o los pulmones o el corazón. Mientras Susan insufla aire en esos diminutos pulmones y bombea sangre a través del pequeño cuerpo con la presión de dos dedos para mantener con vida a la niña, la madre hace su parte para mantener al espíritu en el cuerpo, así que esto puede servir también.

Pero si bien esto parece ser un acto más benigno que, digamos, sacrificar un cerdo para que los espíritus externos intercedan y salven la vida de la niña, muestra la raíz de la creencia de que los espíritus, todos ellos, pueden ser controlados o manipulados para el bien de la gente. El simple hecho de poner la mano en la pequeña cabeza de la niña dice: “Tengo cierto control sobre el espíritu de esta niña”. Nos muestra, a los misioneros, a los hacedores de discípulos, que hay que hacer una distinción entre la carne y el espíritu. (Muchos de los creyentes más maduros de la tribu ya saben esto, pero todavía lo vemos mucho en los padres y sus niños, así que sigue siendo un problema). ¿Quiere decir que cualquier persona que hace esto no es una verdadera creyente? Absolutamente no. Como personas de una cultura occidental con fuertes influencias del humanismo secular, probablemente hay cientos de cosas que hacemos o decimos a diario y que provienen de una cosmovisión no bíblica y ni siquiera nos damos cuenta de ello. Esto no quiere decir que no seamos salvos; significa que necesitamos aprender y crecer, y será una necesidad que tendremos hasta el día de nuestra muerte. Esto es cierto de todas las personas en todos los lugares y en todos los contextos culturales.

Lo importante para nosotros es investigar y entender a la gente. Desde nuestra perspectiva, este acto simplemente significaría que la madre está tratando de mantener caliente a la niña o que está protegiendo esa parte delicada. Si no se investiga, entonces habríamos pasado por alto un comportamiento exterior significativo de su proceso de pensamiento interno. (Afortunadamente para nosotros, nuestros co-obreros son campeones no solo del idioma sino también del estudio de la cultura y han estado mostrándonos constantemente las cosas que han aprendido sobre la cultura hewa en los últimos 15 años). 

Si simplemente suponemos que un comportamiento tiene un propósito específico, con base en nuestra propia experiencia, entonces perderemos grandes oportunidades para entender el contexto cultural en el que estamos tratando de enseñar. Sin ése contexto el mensaje se hace confuso, es mal entendido, y a menudo es completamente rechazado.

Uno de mis maestros bíblicos (favoritos) de la universidad solía decir: “El contexto es el mensaje”. Queriendo decir que la Biblia debe ser entendida en el contexto en que fue escrita originalmente. Y es que es igualmente importante comprender el contexto de la cultura o cosmovisión distinta en la que ahora estamos introduciendo la verdad bíblica.

Por ejemplo, con una persona que tiene una cosmovisión del humanismo secular, uno tendría que comenzar con la verdad de que hay un mundo espiritual. Esto no es necesario con los hewanos; ellos saben que existe el mundo espiritual, pero necesitan conocer las verdades bíblicas sobre dicho mundo y las implicaciones de esto para su vida diaria.

Y esto es aplicable, sin importar dónde ministre uno. Uno tiene que saber verdaderamente de dónde viene la gente, su trasfondo, sus procesos de pensamiento, antes de poder hablar verdades más profundas a sus vidas. Es por eso que las amistades son tan importantes en el discipulado y por qué TÚ eres tan importante para alcanzar a las personas que te rodean en la vida. Tienes la oportunidad de escarbar verdaderamente –al igual que hacemos nosotros- en su cosmovisión. Puedes escuchar sus historias, conocer sus pensamientos y sentimientos a medida que ocurran ciertos eventos en sus vidas, y realmente puedes ministrarles profundamente y de manera significativa.

Pero al igual que nosotros, debes dedicar tiempo, energías y, a veces, la incomodidad y la dificultad que se necesitan para llegar a conocer y entender a alguien; no puedes suponer que ellos piensan como tú.

Es un alto llamado que Dios ha dado a todos los creyentes de todos los lugares. Porque Él quiere que todos podamos algún día adorarlo en Espíritu y en Verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

New Tribes Mission - Espanol

New Tribes Mission – Espanol