El enlace de la traducción y la oración

Publicado 1 de Marzo 2015 por NTM

Lisa Kappeler y sus ayudantes están traduciendo el Nuevo Testamento al idioma uriay.

“Cada vez que realizo la revisión de una traducción”, dijo la traductora y consultora misionera Lisa Kappeler, “mi oración es que yo pueda ser de ayuda para el traductor”. Pero a veces es difícil; y a veces sólo la oración es la que da sentido a todo.

La oración: Esencial para traducir

“La revisión de la traducción estaba avanzando y el material estaba siendo bien entendido –hasta que llegamos a esta parte. Simplemente no comunicaba lo que queríamos”, comentó Lisa. “Normalmente uno puede entender hasta cierto punto; uno puede ver que falta establecer una conexión en ese punto o que el participante no es claro. …[Pero en esta ocasión] no había nada de eso. No podíamos entender qué estaba pasando”.

Conocer la lengua y los principios de traducción es vital para el proceso de traducir. Bañarlo en oración es otra parte; una parte esencial. Y Lisa y el traductor estaban haciendo precisamente eso; estaban orando fervientemente y confiando en Dios para que les mostrara por qué la traducción no estaba comunicando claramente.

Demasiadas bendiciones

Pero no surgía nada del texto que tenían ante ellos, así que siguieron adelante con el pasaje, sin dejar de orar por claridad.

Y después llegaron al versículo donde Dios le dice a Abraham: “Te bendeciré, y… serás bendición… y serán benditas en ti todas las familias de la tierra”.

Todas esas “bendiciones” en hilera confundían completamente a los que revisaban la traducción. Pero esta vez la confusión fue esclarecedora; le aclaró a Lisa que el término clave que se estaba utilizando para “bendición” era el problema.  

“Él [el traductor] se había extendido demasiado en la explicación del significado del término, por lo tanto, [los que revisaban la traducción] se devanaban los sesos con el término. Cuando el traductor ajustó el término para “bendición”, todo tuvo sentido”, explicó Lisa.

Ella prosiguió para dar el crédito a quien es debido. “Sólo podemos atribuir el descubrimiento del problema al tiempo que pasamos orando. El Señor es el único al que podría darle el crédito por revelar eso”.

Los comentarios están cerrados.

New Tribes Mission - Espanol

New Tribes Mission – Espanol