Docenas de palabras para arroz

Publicado 8 de Agosto 2014 por NTM

¿Cómo aprender un idioma tribal y saber verdaderamente qué está diciendo la gente?

Cuando yo leí la primera línea del artículo técnico y profundo de Richard Rees sobre aprender la cultura y el idioma de un grupo étnico remoto, mi mente se inundó con memorias. Él tiene el procedimiento allí mismo, pero en mi experiencia las cosas pueden ser un poco más complicadas.

“Uno puede aprender palabras, pero sin conocer los patrones de pensamiento de la gente uno no puede entender lo que se dice. El aprendizaje de una lengua está directamente ligado al entendimiento de la cosmovisión y la cultura de un grupo étnico remoto no alcanzado”, escribió Richard acerca de su experiencia aprendiendo un idioma entre la gente pwo karen de Tailandia.

“De modo que uno tiene que aprender el idioma en la cultura de la gente. Lo cual significa salir a la comunidad para conocer la gente y lo que hace”.

Mi experiencia entre la gente malinké de Senegal me dice que eso no es tan fácil como suena.

Me desperté aturdido y confundido. ¿Por qué estaba despierto en esa noche negra y silente? Luego escuché la razón: pum, pum, resonando a través de la noche, una y otra vez. Luego caí en la cuenta que las mujeres malinkés se habían levantado muy temprano para preparar el desayuno. En toda la aldea ellas estaban pilando arroz para preparar la papilla espesa e insípda que ellos llaman “monoo” –su sustento diario de las mañanas antes de salir a los campos. ¿Cómo podía yo relacionarme con su vida difícil y estresante? Sabía que aprender la cultura y el idioma de la gente era la única manera en que alguna vez podríamos relacionarnos a un nivel personal. ¿Pero cómo?

Primero es necesario planear lo que uno quiere aprender. Tomar un evento cotidiano como pilar y cocinar arroz, y salir y participar en esa actividad.

Huy, primer problema. ¿Qué tan temprano tendría que levantarme para ayudar con el ritual mañanero de pilar arroz? Quizás podría ayudar a alguien que no tuviera suficiente arroz pilado para la cena. Eso sonaba mejor.

Tomar fotos, tomar notas y tal vez grabar alguna conversación. Después de eso viene el tiempo para procesar –escribir y archivar las observaciones y organizar las fotos. Finalmente, deducir qué palabras aprendió uno por participar en el evento.

Bien, ¿qué aprendí? La lección más escalofriante fue qué pasa si el dedo de uno es golpeado por el enorme palo que ellos usan para pilar el arroz. Después aprendí que las damas se reían a carcajadas cuando trataba de ayudarles. En medio de toda esa hilaridad, lograba levantar el palo unas pocas veces y machacar algunos granos de arroz. Mis fotos y mis observaciones escritas me ayudaron a saber que pilar arroz no era mi fuerte. Pero aprendí algunas frases nuevas y un poco más de la cultura malinké (por ejemplo, a ellos les parecen muy cómicas las débiles mujeres extranjeras –y se deleitan con cada palabra que aprendo).

El problema es que puede haber muchas cosas en un solo evento. Están los objetos –olla, arroz, el palo de revolver. Y luego los modificadores –mojado, seco, caliente, frío –las acciones, los participantes, los tabús, y los elementos espirituales. Y en muchos eventos hay significados que subyacen ocultos –razones de por qué hacen las cosas en la manera en que las hacen. Es necesario restringir el enfoque a lo que uno puede manejar.

Huy, hay docenas de palabras para arroz y muchas maneras de cocinarlo y comerlo y, por supuesto, una bola de arroz puede ser muy eficaz para apaciguar el espíritu de un antepasado. Mi siguiente y brillante deducción cultural fue que hay mucho más que tiene que ver con arroz de lo que alguna vez pensé.

Al comienzo uno sólo debe aprender sobre los objetos. Luego debe descubrir los nombres de éstos y memorizarlos, y practicar, practicar y practicar. A dondequiera que uno vaya debe decir esa palabra. Debemos practicarla y ver si la gente se ríe o si alguien nos entiende verdaderamente.

Antes de intentar aprender sobre el arroz, comencé por señalar objetos y preguntar: “¿Qué es eso?” Durante aproximadamente un día todos respondían: “I bulu”. Es extraño, pensé, ¿por qué razón todo es “bulu”? Resulta que ‘bulu’ es la palabra para dedo. Obviamente mis técnicas de aprendizaje de idioma necesitaban de una modificación.

Con el tiempo es necesario tratar acciones relacionadas con el evento, tales como revolver el arroz o recogerlo y pilarlo. Más tarde uno puede hacer preguntas acerca del espíritu del arroz y sobre un nivel más intenso de la cultura y el idioma –aquellas cosas muy ocultas. Pero se comienza con la palabra simple y aprendiendo sobre los objetos y pasando a otro evento, como cosechar maíz o un niño jugando con un recipiente metálico.

Cada idioma es definido por la cultura de la gente que lo habla. La lengua pwo karen no tiene muchas palabras para trigo, harina, manzana o fresa, pero tiene muchas palabras diferentes para arroz. No tiene muchos términos para garaje o estacionamiento pero cuenta con palabras para 82 clases de bambú.

Entender la cultura y el idioma es necesario para estar seguros de que la gente tribal entienda claramente la Palabra de Dios y pueda aplicarla a sus corazones.

A medida que aprendí más acerca de la cultura y el idioma de mis amigos malinkés, mis amistades comenzaron a volverse más profundas y ellos se establecieron firmemente en mi corazón y mi vida.

Los comentarios están cerrados.

New Tribes Mission - Espanol

New Tribes Mission – Espanol