Dedos cercenados

Publicado 9 de Junio 2016 por David y Joyce Hilt
<? the_title() ?>

26 de mayo, 2016

Una cosmovisión animista afronta a sus adherentes con algunas cosas bastante duras. Imagina que una madre da a luz gemelos y luego los abandona; eso es muy cruel, ¿verdad? Verás, en algunas culturas se prohíbe dejar vivir a los gemelos pues se consideran como un mal augurio de los espíritus. Seguramente estás pensando: ‘qué práctica tan horrible’; sí, lo es… pero es la única visión del mundo que se ha transmitido a tales personas. Me pregunto si esto es una consecuencia de la dispersión en Babel, cuando la lengua fue confundida y la gente fue esparcida por toda la tierra –algo para pensar.

En un sentido, parece una actitud muy descarada hacia la vida, pero la otra cara de la moneda muestra que la vida es muy apreciada por estas mismas personas que implementan la práctica ya mencionada. Por ejemplo, si un niño muere al nacer o más adelante, la madre se cortará un dedo como una señal de su dolor. Aunque la pérdida de un niño o, para el caso, de cualquier ser amado es difícil para nosotros, nunca pensaríamos en cortarnos un dedo, pero estas personas lo hacen.

Entonces, ¿qué es lo que estoy tratando de decir?

El asunto es que hoy día hay muchos grupos étnicos que viven en todo el mundo e ignoran por completo que hay un Dios creador que ofrece una cosmovisión mejor que semejante pensamiento extremo, como se manifiesta entre los pueblos no alcanzados del mundo. Ellos no saben porque nunca han oído. …Y la razón por la que nunca han oído es porque nadie ha ido a anunciarles.

Estamos en la tarea de dotar y enviar a aquellos que declararán la historia de Dios a esas personas que viven fuera del alcance del Evangelio… o como decimos en New Tribes: ‘Alcanzando etnias; cambiando vidas’.

Joyce y yo seguimos vertiendo nuestras vidas en la guía y la consejería de parejas e individuos jóvenes que han expresado el interés de cambiar las cosas, de hacer una diferencia en la cosmovisión de los pueblos al llevarles la historia del Dios de la Biblia. Buscamos a aquellos que tienen un corazón para el Señor y quieren invertir sus vidas para la gloria de Dios, llevando la historia de Dios a los millones de personas que todavía no han sido alcanzados para Cristo.

Tu colaboración en el ministerio nos permite seguir adelante, viendo a Dios levantar obreros para la cosecha… aquellos que seguirán en el esfuerzo de llevar el Evangelio a toda etnia, lengua, pueblo y nación; queremos darte las gracias por tus oraciones. ¿Le pedirás ahora al Señor que abra puertas continuas de oportunidad para que impactemos a aquellos que ‘irán’?

 

Una respuesta a “Dedos cercenados”

  1. Gracias a la bondad de Dios he podido entender la gran comisión que Jesús nos ha encomendado.
    A fin de año espero estar sirviendo en tierras colombianas por un par de meses y ver justamente la posibilidad de capacitarme en “Nuevos horizontes”. Sé que así como Dios me ha llamado a mí, lo está haciendo con muchos hermanos/as alrededor del mundo, es una gran alegría cada día enterarme del trabajo que realizan en diferentes contextos. Oro por ustedes hermanos, Dios permita que la cosecha sea grande! Para gloria de nuestro Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

New Tribes Mission - Espanol

New Tribes Mission – Espanol