Ayuda humanitaria

Publicado 20 de Noviembre 2015 por NTM

31 de octubre

Los últimos cinco días se han sentido otra vez como es Hewa. Un día típico nuestro comienza con las montañas de los alrededores envueltas en sus algodonosas sábanas blancas de nubes y niebla. Permanecen así hasta que el sol asciende perezosamente a la cima de la montaña oriental y disipa las nubes y la niebla. Ni siquiera se puede pensar en usar la energía solar o en que un avión aterrice antes de las 9:30 am. Luego el sol se adueña del resto del día, dándonos energía solar y a todo el mundo suficiente luz y calor para trabajar. Luego en la tarde, las nubes regresan y traen lluvias para la noche. Así es la vida diaria aquí; durante todo el año. Seguro que hay “épocas de lluvia” y “estaciones secas”, pero generalmente eso significa un poco más de lluvia de lo normal o un poco menos de lluvia de lo normal. En los últimos cinco días ese patrón ha vuelto, dándonos la lluvia que tan desesperadamente necesitábamos; estamos esperando y orando para que este patrón perdure.

La estación seca tradicional no es nada parecida a lo que hemos estado experimentando. Esta no es una estación seca, es una sequía; y durante esta sequía el sol sale brillante y fuerte desde las primeras horas de la mañana, durando todo el día sin nubes a la vista. Ha habido una bruma horrible que cubre todo, la cual procede de todas las quemas de huertos y selva en todo el país. Es como si estuviéramos viendo constantemente a través de nuestras ventanas con malla, incluso cuando estamos en lo abierto, en la pista de aterrizaje… es como si tuviéramos malla en nuestros ojos.

Duró cuatro días, pero ahora, en el quinto día, la bruma se ha ido y podemos ver otra vez las líneas nítidas y claras de la selva.

Por lo tanto, si estás orando por lluvia –¡sigue haciéndolo! Apreciamos mucho los correos electrónicos de oración y aliento de todos. También agradecemos a todos los que han preguntado en cuanto a cómo donar dinero para traer socorro en forma de víveres. En este momento estamos tratando de encontrar una buena manera para que puedan hacer eso. Así que, por favor, suspendan el envío de fondos específicos para socorrer a las personas afectadas por la sequía hasta que averigüemos cuál es la mejor manera de hacerlo.

Recientemente recibimos la lamentable noticia de que ya no podemos obtener deducciones fiscales para nuestros hijos si recibimos ingresos ganados en el extranjero (que según la Hacienda Pública, así es. Supongo que ellos imaginan que puesto que las leyes de trabajo infantil de la mayoría de los otros países son más laxas que las de Estados Unidos, nuestros hijos ya deben estar trabajando y sustentándose a sí mismos). Nuestro impuesto sobre la renta anual ha aumentado significativamente debido a esto. Por lo tanto, estamos tratando de averiguar cómo todos ustedes pueden donar para las víctimas de la sequía en una forma que no tenga que venir a través de la cuenta de nuestros ingresos personales, pues nos gustaría que el 100% de sus donaciones vaya directamente a la provisión de alimentos para la gente hewa.

Lo mejor que puedes hacer por ahora es orar para que las lluvias continúen. Hemos leído varios artículos de prensa que decían que la sequía supuestamente va a durar hasta diciembre por causa de “El Niño”, pero sabemos que Dios es más grande que cualquier patrón climático. Él creó eso patrones y puede hacer con ellos lo que quiera. Si las lluvias continúan con normalidad, los hewas necesitarán ayuda externa solamente durante un corto tiempo, hasta que los huertos empiecen a producir de nuevo. Este es el mejor escenario posible para todos nosotros.

Los comentarios están cerrados.

New Tribes Mission - Espanol

New Tribes Mission – Espanol