‘Asa sobrelleva mi carga’

Publicado 19 de Junio 2013 por NTM

En una trágica estela de enfermedad y muerte, la gracia de Dios tiene oportunidad de brillar.

Una enfermedad terrible cundió en la aldea dinangat donde Gary y Esther Smith ministran y en los alrededores. Trágicamente, a medida que siguió su curso, cobró las vidas de varios niños pequeños y bebés.

Hace apenas unas semanas, Asa, un creyente dinangat, y su familia perdieron su hijo pequeño.

Para agravar su dolor por la pérdida, Asa y su familia fueron falsamente acusados por otros aldeanos. Estando aún enredados en las cuerdas del animismo, algunos afirmaron que la muerte había acontecido porque él era un pariente negligente; que no había hecho las cosas que los espíritus exigían.

Como resultado, muchos aldeanos no asistieron al funeral del pequeño hijo de Asa. En una airada protesta contra Asa, uno de sus hermanos le cortó furiosamente varias matas de plátano y todo su huerto de batatas.

La gente de la aldea estuvo ofendida y confusa durante esta temporada de aflicción. Gary comparte: “Guiamos la iglesia a través de este tiempo y más tarde la gente se disculpó públicamente con Asa y prometió resarcirlo [por su comida perdida]”.

Luego, en otro golpe para la pequeña aldea, otro niño, un infante, contrajo la enfermedad y murió. En esta ocasión fue el hijo de Mowit, un hombre que se ha mantenido alejado de la iglesia dinangat.

Esther y su coobrera Elli Schlegel llevaron comida para ministrar a esta afligida familia que permanecía perpleja con la pérdida reciente de su bebé.

Lo que vieron Esther y Elli al llegar a la casa de Mowit les hizo llorar.

Ante ellas estaban Asa y su familia sentados con la familia de Mowit, haciendo reales la misericordia y el amor de Cristo. Movidos por empatía y compasión, lloraban abiertamente con la familia que acababa de perder su bebé, ofreciendo ánimo y apoyo.

Más tarde, Mowit comentó: “Estoy asombrado con esta muestra de gracia. Yo fui una de las personas que estaba furiosa con Asa y lo culpé por la muerte de su hijo. No lo visité cuando su hijo murió; tampoco fui al funeral. Y a pesar de eso, ahora Asa está sentado aquí conmigo y sobrelleva mi carga; esto es increíble para mí”.

Gary y Esther están felices de ver a la gente dinangat respondiendo a la Palabra de Dios, a pesar de los obstáculos y la persecución. Gary comparte: “Dios nos consuela y también usa Su iglesia para consolarnos. Asa se sobrepuso a su dolor y se convirtió en un vehículo de la gracia de Dios para la vida y la familia de Mowit”.

Ora para que Dios use esta brillante manifestación de Su gracia, vertida a través de Su iglesia, para atraer a más dinangats a la esperanza y consolación del Evangelio.

Afortunadamente, Dios ha respondido las oraciones de los misioneros a los dinangats. Recientemente un médico estatal voló a la aldea para administrar los muy necesitados medicamentos para esta enfermedad.

Los vuelos son la cuerda de salvamento para los misioneros y la gente a la que sirven en lugares remotos.

Los comentarios están cerrados.

New Tribes Mission - Espanol

New Tribes Mission – Espanol