Etnia Banwaón

Viviendo entre culturas

La misionera Lynne Castelijn comparte algunas perspectivas sobre crecer en la selva. La hija mayor de Lynne y Albert Castelijn tenía apenas dos años de edad cuando ellos salieron como misioneros. De hecho, ella nació seis días antes que ellos empezaran a tomar la capacitación misionera en su nativa Australia. Su segunda hija tenía 4 […]

Cada vez que ellos ‘cambian de mundos’

Lynne Castelijn dice que ya sea que estén en la aldea selvática donde ellos ministran o en su país nativo, siempre están echando de menos la familia. Cuando ores por los misioneros, por favor, recuerda que una de las dificultades más grandes que ellos enfrentan es dejar lo familiar por lo desconocido; perder el sentido de tener una “casa” en la tierra.

Una disputa de tres años

Dos creyentes de la etnia banwaón tuvieron una amarga disputa que duró años, y el liderazgo de la iglesia convocó a todos para tratar el asunto. “Los dos hombres llegaron afligidos y con corazones contritos ante el liderazgo de la iglesia banwaón y pidieron perdón abiertamente”, informó la misionera Lynne Castelijn. Da gracias a Dios por Su obra que suaviza corazones duros.

Misiones y filantropía

Lynne Castelijn sabe por su diaria interacción con la gente banwaón que el amor de Dios no es plenamente demostrado a menos que ella comparta Su Palabra y provea ayuda material. El enfoque del ministerio de NTM es establecer iglesias, lo cual se da a través del fomento de relaciones interpersonales basadas en el amor. Ora para que Dios les dé a Lynne y a otros misioneros de NTM, sabiduría y discernimiento en medio de las muchas necesidades que los rodean.

Tarea compleja, ricas recompensas

La traducción de la epístola de Romanos al idioma banwaón ha sido revisada. Ora por el trabajo de traducción en curso y para que Dios prepare los corazones de los banwaones para recibir Su Palabra con gozo.

¿Qué es normal?

“Normal” para Albert y Lynne Castelijn no es absolutamente normal mientras sirven a Dios entre la gente banwaón. Ora para que ellos confíen en Dios para que les dé la gracia y la fuerza para amar y servir a la tribu a la cual Él los ha llamado.

Las mañanas dominicales

A pesar de añorar la iglesia local de su país y su familia, Lynne Castelijn halla gozo mientras adora con los creyentes banwaones. Oren para que Dios anime a Lynne, edifique a los creyentes, y levante obreros para aquellos que aún no han oído el Evangelio.

Memorias, risas y ríos de lágrimas

Oren por los misioneros Chris y Lynne Strange mientras Dios los encamina por nuevos senderos; oren por salud, protección y guía para ellos. Oren por el ministerio que se está adelantando con la gente banwaón y por Albert Castelijn y su familia mientras ministran en una aldea de ellos.

Viendo la mano de Dios en los detalles

Oren por el ánimo constante de Dios para la aldea banwaón mientras Chris y Lynne Strange se ausentan por al menos un año sabático. Oren para que la obra de Dios continúe activamente en los corazones banwaones. Den gracias a Dios por la poderosa protección que Él les brindó a Lynne y a los amigos que viajaron recientemente con ella a la aldea donde viven.

Preparándose para hacer lo imposible

El misionero Albert Castelijn necesita hacer un viaje de regreso a su casa en la selva para facilitar la reparación de la pista aérea. Oren por Albert mientras hace este viaje de regreso a la aldea donde vive. Oren para que él pueda ver reparada la pista que es tan vital para su ministerio con la gente banwaón. Lea la historia completa abajo.
New Tribes Mission - Espanol

New Tribes Mission – Espanol